Menu

Un Enjambre de emociones

Mientras en Monterrey bajaba la temperatura, adentro del Showcenter Complex se percibía calidez, ya que Camilo VII y Enjambre se presentaron el pasado viernes ante el público regiomontano, cabe mencionar que los recibía en un espacio sin butacas para poder bailar, saltar, gritar, ideal para tener esa comunión entre las bandas y sus seguidores.

La gente poco a poco iba aglomerándose enfrente del escenario, minutos antes de dar inicio los primeros acordes el lugar ya estaba a 3/4 de su capacidad, un escenario simétrico con una plataforma de cada lado y en medio una pantalla vertical, en el centro se erguía “el Camilo mayor" que salió con una bota ortopédica pero eso no le impidió bailar y prender a los regios.

Dando inicio a las 21:05 horas, Camilo VII empezó con sus ``Muchos años luz“, y su lluvia de estrella contagió a los presentes, con un aire desinhibido le cantó a las regias "No te puedo olvidar”, en su primer pausa musical e interacción con el público regio comento: "estamos muy contentos de estar de nuevo en la ciudad y vamos a tocar con todo nuestro corazón para ustedes", para dar paso a ``Ser humano’’ y ``Cuando no estás conmigo’’,  entre mas respirabas más te impregnabas de las notas musicales.

Llegaron los aplausos al ritmo de "Paralelo’’, "Miénteme’’, "Pulso’’, "Neón’’, y "Noche eterna’’,  si no conoces a Camilo VII está canción es la indicada para empezar a seguirlos, claro está que "No confíes en mi"  fue la antesala para ir preparando el cierre magistral con su "Vicio", no sin antes despedirse y dejarse querer por sus fans que al unísono coreaban otra,otra, por motivo de tiempo no pudieron complacerlos cerrando su presentación a las 22:01 abandonando el escenario y dando paso al plato fuerte de la noche a los zacatecanos, el intermedio fue preciso para correr por un par bebidas y estar a tono a la hora de ver a Enjambre.

El escenario para Enjambre estuvo más centralizado, con la batería como eje central visual enmarcado de tres cortinas blancas a cada lado, formando un triángulo, las luces se apagaron justo alas 22:40 horas  y se dejó sentir el recibimiento por parte de su público, uno a uno fueron entrando y tomando posiciones para empezar una velada épica, secuaz que dio inicio a la algarabía seguida por (un día más) y enjambre ya tenía rendido a los regios.

“Buenas noches Monterrey, ¿Desde cuándo no nos veíamos? ¿Desde el PalNorte?, esto es Enjambre y vamos haciendo ruido”- para dar paso a ‘’Somos ajenos’’ y la gente coreaba cada nota entregada en cuerpo y alma, le siguieron ``Argentum’’ ``Intruso’’ y cómo ``Relámpago’’ y sin darnos cuenta ya se iba haciendo vieja la noche y ``Manía cardíaca’’ fue perfecto para darse a querer y pasear entre su público recibir abrazos y una que otra selfie.

La ``Madrugada’’ fue perfecta y ``Dulces soledad’’ fue la cereza del pastel, poniéndote la piel chinita, siguió "Vida en el espejo’’, "Egohisteria ’’, "La duda", "Visita’’, cuando llegó el "Elemento’’ se sentía un éxtasis en todo el lugar y sin importar que ya casi fuera ``Sábado perpetuo’’ el público seguía en comunión y no podía faltar ``Enemigo’’.

Exactamente a las 00.00 horas fue la primera despedida y la gente quería más y enjambre los complació con dos canciones más "La esperanza’’ y "Cámara de faltas ‘’, y dar fin a una velada musical llena de emociones, porque al final de eso se trata la música, de sentirla.

Last modified onLunes, 14 Octubre 2019 09:35
back to top