Menu
CONCIERTOS

La noche triste de Miranda!

Lo que parecía la noche perfecta del grupo Miranda! terminó por ser una tremenda decepción con su "Por amar al amor" título de este concierto de la serie Irrepetible, vía Ticketmaster y Ocesa.

La cita estaba pactada para el sábado 10 de octubre a partir de las 8:30 de la noche, donde los músicos innovaron con un show tipo novela (pregrabado). Una copia de la telenovela Cuna de Lobos y Marimar, la típica villana tenía el parche en el ojo y el hijo rico se enamora de la hija de la criada, aunque espera un hijo de su mujer, y aquí es donde las canciones se acoplaban como un tipo soundtrack del melodrama.

La diferencia es que un capítulo de alguna de esas novelas mexicanas dura el doble de lo que duró el concierto de Miranda, fueron 9 canciones, media hora de concierto, más 25 minutos de un detrás de cámaras algo desafortunado, donde pudimos conocer a fondo a los camarógrafos, pero nada de la vida y obra de los músicos, menos comentarios de cómo surgió la idea o algo, pero no, no hubo nada de eso, lo que hay que resaltar que mediante el chat del espectáculo, la gente dejó sentir su malestar y al leer todos los comentarios negativos sobre la banda argentina, fue una verdadera pena. La idea la tenían, la ejecución también, pero el tiempo no les ayudó en nada.

La primer canción que sonó fue "Hola", donde el performance fue arriba de un carro, después de un pedacito de novela le siguió "Perfecta", para continuar con "Yo te diré", y en el clímax del melodrama entonaron "Prisionero", con "Me gustas tanto", le pusieron ritmo a la noche, llegó el turno de "Traición", después de un break "Unos los dos", "Mentira" y terminaron con "Enamorada". 

La pandemia trastocó la vida de todos y en un proceso de adaptarse se crearon estos tipos de conciertos, pero no puede ser una constante que al no a ver público presente los músicos no sientan esa necesidad de darse al máximo, de simplemente palomear el show y creer que todo está perfecto.

Sin duda un concierto que debe de ser Irrepetible, que no sea una burla para el espectador, al final de cuentas cobran por un producto y el espectador espera recibir algo de calidad y no 25 minutos de un detrás de cámaras con canciones de fondo de los artistas como relleno por que la creatividad no dio para más de media hora.

Read more...
Subscribe to this RSS feed