Menu
CRÓNICAS

adobo de tacos al pastor

No me lo habrían permitido mis padres.

Impensable para la ingesta cotidiana. Cuasi kosher cuasi gentil. Con la despensa en casa de la tía de Villa Mitras. Servidespensa solo comercia con industrias transnacionales. Se entrega todas las semanas a tiempo. Puede llamar si falta alguno de sus productos.

Read more...

5e3b7357490970ad132bc5f419b5600d

 

Se enchiló con las preguntas de los reporteros de la fuente. Le pidió a una de sus ayudantes le acercara la botella con agua. Miró con desprecio a cada uno de los asistentes del otro lado de la mesa.

La ingratitud es una incapacidad de los seres humanos. De un momento a otro pueden hasta morder la mano de quien los alimentó. Por las mesas de redacción les hizo llegar su iguala mensual. Fueron cuatro años de luna de miel. Pero así es esto de la suerte.

Bajo la premisa acusatoria de colusión con los líderes de los transportistas y los desarrolladores inmobiliarios, no requirió de ponerse en pleito con los grupos de narcotraficantes.

Pintó su raya. Mientras ellos no se involucraran con los ciudadanos ni cometieran delitos de alto impacto, la tregua respetaría sus negocios. La bascula de la memoria se mantendría equilibrada.

No podía dejar de pensar en Eliam. Su amante se había marchado un mes a la India. Desde el inicio de su administración, en la borrachera del triunfo, la había conocido. Fue ella una de las donantes en la casa de campaña.

-Ingeniero, yo si le creo a su promesa. Usted va a cambiar la historia de Nuevo León. Ya estamos hartos del bipartidismo. Todos son bandidos. Usted les va a partir la madre.

Le enamoró su forma de hablar tan ligera, solvente y echada para adelante.

Eliam apenas acababa de terminar su carrera en Letras. Devoradora de libros, de familia humilde, con el color de piel más blanco, un poco saltones sus ojos, pechos pequeños, nariz regular pero la sonrisa, era la perla del mar en celo.

Deslizó la tarjeta personal, no la de los mítines. Intercambiaron números móviles. Apenas terminó la celebración y le mensajeo tantas ideas. Le expuso el plan de trabajo. Por sobre todas las cosas la imaginó en su despacho privado.

Esa noche, mientras hizo el amor con su esposa, gobernador electo, transpuso el rostro de una sobre la otra. A muy poco de decirle el nombre de la nueva amiga a su mujer. Eso lo habría delatado demasiado pronto. Aun no se sentaba en la silla maldita, como se le ocurrió nombrar al sillón ejecutivo de su antecesor.

Convirtió a Eliam en su amante desde el primer día de gobierno. Poco importó los 35 años de diferencia. No le resultó tan caprichosa como las anteriores. Era mucho más culta, menos fijada en los asuntos económicos.

Oculta en la nómina de Seguridad Estatal, Eliam todas las mañanas del primer año esperaba la visita de doctor del Ingeniero. Se fue adentrando en el sintoísmo. En la práctica de la yoga. Para ella estaba el proceso de ser el remanso de paz de su hombre.

Liberarlo de cada una de las batallas cotidianas. Donde los consejeros personales, los asesores no llegaban, Eliam lo resolvía con masajes íntimos.

El ingeniero le mejoró el busto, la cintura, las orejas y hasta le compró la cama de bronceado, todo con generoso cargo al erario, en gastos diarios de la dirección de comunicación social.

Ya lo habían agarrado de escarmiento los jefes de los periodistas. Los patrones de los informadores. Un día y el otro también, el fuego cruzado de notas negativas lo mantuvo contra las cuerdas.

Prefería pasar la semana en la ciudad de México. Buscando infructuosas citas con los Secretarios de las diversas carteras. Pasear por Polanco, comer oculto en Las Lomas y deambular buscando una casa de exilio en San Ángel.

Se imaginó presidente una vez y despertó con el repudio de su estado natal. Solo Eliam le perdonaba todo. Hasta la forma tan vulgar de apropiarse de terrenos en el sur del estado y en el municipio de García.

Su vida decadente y en una zona muerta. Sin la capacidad de supervivencia política. Todos los cartuchos del parque se humedecieron, se tronaron o salieron defectuosos.

Por lo menos la sexualidad, las pastillas azules y Eliam, lo mantenían con los dos pies en la tierra. Pero ya era demasiado tiempo de ella en su viaje por oriente.

Lo carcomían los celos y la desesperación de una grata encontrona después de la pasividad de su mujer en casa, los escándalos de la aprobación de la jubilación adelantada de su suegra, con el sueldo tan alto como un directivo de primera línea, cuando ella apenas había concluido la primaria.

Pero compromisos son deudas morales y esas siempre se van a respetar. Lo dijiste en el comedor de tu hogar. Te aplaudieron tus hijas.

Ningún pelagatos reportero me va a decir cómo voy a terminar mi administración. Voy a pasar como el mejor gobernador de toda la historia del estado. Me van a recordar como el libertador. Quien quebró la dominación del bipartidismo.

Eliam, al otro lado del planeta, le envía un video, mientras se purifica en las aguas dulces del rio Ganges.

Read more...

 

 drawstring bagx750 pad750x1000f8f8f8.u1

Abatido. Sin respirar. A media calle. Como un perro. Lleno de tierra. Con seguridad te habrán volado los sesos. Por el pavimento o el asfalto. Los fotógrafos con el lente largo. Desde la barrera guardan las imágenes.

Read more...

congelador

Se lo advertí a mi hermana. Por nada del mundo voy a dejar el crucero de verano en las Bahamas. Ya lo tengo planeado. En el Palacio de Hierro de San Pedro surtí todo el guarda ropa para la aventura. Ya no tenemos necesidad de estar cuidando a los güercos.

Cada uno ya hizo su vida. Incluso Alejandro, quien salió rebelde, nos prometió, a su papá y a mí, no meterse en problemas. Bien sabes cómo le gustan las fiestas. Andar a deshoras en el centrito. Como si fuera adolescente.

No estuvo de más echarle una llamada a Miguel, el alcalde de municipio, para encargarle a los oficiales de Politran se comporten a la altura. Nuestro apellido jamás se ha manchado en doscientos años en la ciudad, con el patriarca Vidaurri todo se mantuvo en orden.

Mamá está por morirse y no termina de hacerlo. Cada día se hace más pesado ir a visitarla a la casa de reposo en el Obispado. Fue toda una odisea sacarla de la casa familiar. Se resistió hasta lo último.

El simple acto de cruzar el túnel de la Loma Larga es toda una aventura.

Tanto tráfico en las avenidas. La nata gris de polución. Es la mierda flotando sobre Monterrey. Con mis amigas del Campestre pasamos la alerta roja a nuestros empleados, para sus parejas e hijos.

Si van a Monterrey utilicen tapabocas. Nos estamos enfermando con tanta frecuencia. Por nada del mundo visiten el Seguro Social. La inversión más importante es el seguro de gastos médicos mayores. Presumen ir al gimnasio por la madrugada cuando es tan peligroso estar en la calle. Con tanto veganismo están enfermando por falta de proteína. Nada como un buen bisteck y sus tres complementos además del postre.

A mamá le pudo mucho la partida física de mi hermano mayor. En cascada se fue debilitando el ánimo. Por las noches le ayudaba a dormir la enfermera suministrando clonazepan en gotas. Sus veinte gotitas de dosis. Cerraba los ojos y hasta el otro día daba lata a media mañana.

De una semana para otra nos confundió a mi hermana y a mí. Insistiendo en la hora de llegada de nuestro hermano. Me fastidió una tarde. Entiende mamá, Ernesto ya no está en nuestra dimensión.

Se puso de pie, dio el portazo severo y le pidió al mozo invitarnos a salir de su propiedad. Si todos vivimos en la misma manzana. Es nuestra finca en la parte alta de la Sierra Madre, apenas debajo de Chipinque.

A los dos días la enfermera me llamó diciendo notar muy distraída a mamá. ¿pero está durmiendo bien? ¿le estas dando el medicamento?

Recomendó llevarla con el geriatra Conchello. Así lo hicimos. Ahí comenzó el rosario de exámenes en el Muguerza. Análisis de sangre, orina y excremento. Detectaron artritis, principios de Alzheimer agudizada con depresión y demencia senil. Nos sugirió pasarla a una casa de reposo.

Lo hablamos en plenaria familiar mi hermana y yo con nuestras parejas. La determinación fue democrática. Como en las juntas de consejo en sus empresas. Escuchamos los pros y los contras. Me pudo mucho, pero es por su bien. Además la atención es las 24 horas y la podemos monitorear por internet, desde los celulares. Eso fue todo alivio.

Con lo del fideicomiso de papá cubrimos su traslado a la casa de reposo. Mamá nos miraba como fiera enjaulada. A fin de cuentas, no nos separamos, sino la pusimos en mejores manos.

El deterioro de su salud corrió de manera acelerada. Nos resultó inexplicable. El geriatra mostró en el consultorio cómo funciona la mente de los adultos. El retroceso hasta convertirse en infantes.

Muchas veces escuché a mamá en sus sueños hablarle a su mamá. Decir ya ven por mí. Quiero ir a mi casa.

En un viernes de verano mamá cayó en agonía. Sus partes pudendas cubiertas con llagas. Le pedimos al doctor usar morfina no paliativa, sino acelerar el proceso hacia el duelo.

Firmamos la responsiva, así como la negativa a no resucitar en caso de caer en paro respiratorio. Nos mencionó la posibilidad de dos meses antes del evento, como le llaman discretos y respetuosos a la muerte.

En solo dos días mamá falleció, se quedó dormida en su recamara en la casa de reposo. Vi en el monitor del celular cuando partió al cosmos, a reunirse su alma con la de sus padres, esposo y la de mi hermano.

Debemos ser fuertes le dije a mi hermana. Ella estuvo de acuerdo. Ahora nos corresponde a nosotras estar al frente de su ejemplo de bondad y entereza. Se llenó de condolencias en los periódicos e incluso en la televisión se hizo un apartado en la sección de noticias para compartir el deceso.

Aun así le dije a mi hermana, no voy cancelar mi crucero de verano.

Volvimos a reunirnos, ahora en la casa de mamá. En su ausencia, decidimos posponer las exequias. Con el permiso de nuestros esposos alquilamos una gaveta refrigerada en la funeraria. Tendríamos dos meses de viaje.

Al regreso, organizaremos su sepelio y funeral como ella hubiera querido. Como debe ser, cristianamente.

Read more...

midnight cowboy image 1558981179

Te lo juro cabrón, siempre tuviste buen gusto con las viejas. Te valía verga donde las conocieras. Si en la pista desgastada del Azul Tequila o el privado humeante del Desextres. En el after alterado del Chocolate o el precopeo inflamatorio del María Tequila.

Read more...

caribe 81 amarilla 5990105457041443365

 

Dolor y angustia. Te reventaron la boca con un tubo de cañería. Preso en la cárcel de sanciones penales varonil oriente. El derrumbe en forma de espiral. Abismo en negro. Perdida de conciencia. Conmoción cerebral instantánea.

Read more...

20171103 163157

En la barra solo hay calor. Todo Monterrey vaporiza.

Extenuante. Intenso. Imposible. Soñadores temerarios. Desplazados. Parias de la formalidad. Brazos caídos.

El aire lavado solo incrementa la sensación de bochorno. Del otro lado de la barra, el cantinero dispensa las cervezas por tiempos. Atiende con urgencia a los bebedores. En las mesas del interior las gruesas gotas de sudor inundan las sillas y las mesas.

Read more...

 10006258 10152857400621368 4474138891285885003 n

Desairadas y sin visitantes. Aroma a desinfectante y lamentos cansinos a toda hora.

Las capillas ardientes del IMSS, de la avenida Constitución en Monterrey, del FIBESO. Aquí se velan los difuntos sin tantos recursos, los caídos en desgracia. De cuota módica y de aportaciones sociales en las instancias de gobierno.

Read more...
Subscribe to this RSS feed