Menu

Las hijas de Eva y Lilith de Elisa Queijeiro. Featured

images

En su investigación para este libro, ¿Cuál fue la etapa más difícil en este proceso?

R= Yo creo que hubo dos momentos complejos, uno de ellos, cuando sentí que la primera vez que estaba terminado el libro, pero, decido volverlo a revisar y siento que le falta algo de manera muy importante. Estaban narradas la historia de Eva y la historia de Lilith, estaban en proceso de desarrollarse los 14 arquetipos, las siete maneras de ser Eva y las siete maneras de ser Lilith, pero ahí me di cuenta; era como un hueco interno, era un algo de decir, no está listo. Y entonces fue regresar prácticamente de cero y fue que escribí la primera parte del libro que es narrar la historia de la mujer, explicar, dar este sustento de cuáles son las biblias oficiales, qué dice la iglesia católica, qué dicen los grupos protestantes, qué onda con la biblia judía, en que sí se distingue o no, para que la gente se sienta tranquila y poder leer el libro en ese sentido, pero no solamente fue eso sino fue ir más allá y poder narrar completa la historia de la mujer, ese fue un momento.

 

 Otro, las fuentes bibliográficas que son cien, poco más de cien, todas estaban hasta atrás y los pies de nota, estaba todo basado en esas fuentes pero no estaban al pie de las páginas y entonces prácticamente al terminar el libro me regresé a poner en cada hoja el pie de página, ese fue un trabajo que ya no tiene que ver con narrativa sino con talacha, pero creo que si yo estoy contando una historia y estoy basándome en investigadores y en libros históricos importantes, así de importante eran los pies de página y eso fue complejo y la otra fue quitarme las capas de la investigadora y hablar desde mi propia historia también y desde mi palabra, desde mi parte personal. Como quitarme el miedo de salirme nada más de yo te digo qué dicen, para decir yo te digo qué dicen, pero yo opino. Dejar que mi voz se escuchara y entonces llegarle de manera más personal a los lectores.

¿Quedó satisfecha con los resultados?

R= Sí, sí estoy contenta, siempre hay cositas que quieres corregir y en las primeras ediciones vimos que había algunos detalles también de escritura, no tanto de escritura pero ya sabes que termina yéndose un detalle que no se tenía que haber ido, pero me sentí muy contenta, estoy muy agradecida y hoy comentaba en una plática en la mañana que justo el primer libro cuando salió de la caja me lo dediqué a mí misma, así de Elisa, bien bajado este balón, bien logrado y reconoce tu trabajo y tu esfuerzo, entonces, sí, sí me siento contenta.

¿Las hijas de Eva y Lilith es un libro dirigido sólo para mujeres?

R= No, el lenguaje y a lo mejor el género en el que se siente el libro es femenino porque es lo que conozco, es un libro para mujeres útil para hombres, así como los hombres pueden tener hijas, esposa, madre, compañeras; hombres y mujeres independientemente o gracias de mostrar estas diferencias, compartimos, convivimos y hacemos esta sociedad. El libro es sobre mujeres, pero no es para mujeres. Nada más.

¿Cuáles son las diferencias significativas entre ambos arquetipos (Eva y Lilith)?

R=  Eva y Lilith están revisadas en el libro si lo pudiéramos generalizar, Eva pasa de ser la mujer culpable a ser la mujer sabia, a ser la mujer decidida que toma en sus manos, la decisión de conocer el bien y el mal y vivirlo de alguna manera libremente, pagando o no las consecuencias.

Que fueron 3 consecuencias

Fueron tres consecuencias, siete para Adán y tres para Eva.  Pero la interpretación de dos de las consecuencias de Eva realmente marcó la vida de las mujeres y todavía en parte las mujeres a lo largo de todos los siglos y sobre todo son dos, porque sabemos que el dolor de la preñez y en el parto nos lo cumplió, eso lo sabemos y no hay vuelta para atrás. Pero hay dos que nos llama la atención. Por un lado, el siguiente de los castigos es que, la fidelidad será para tu marido, ¿y qué consecuencia tiene esto?, ¿ustedes han escuchado que a algún hombre lo apedreen por adúltero?, ¿algún hombre se ha expulsado o enterrado en un desierto a su suerte por haber sido infiel?, bueno a partir de que la interpretación de que Eva, y de que la mujer tiene que ser fiel a su marido es que los castigos brutales, y crueles para la mujer se dieron y todavía sabemos que hay países que así es, que literalmente si sospechan de adulterio de una mujer, en las plazas públicas las siguen lapidando. Entonces ese es uno de los castigos y el otro: Él será tu señor. La palabra señor en la edad media cambia de connotación porque los señores feudales que todos recordamos que eran estos señores que se les reparten tierras, son los duques, los condes, los marqueses, se hacían dueños de la tierra, de los cielos, de las aguas, de las plantas, de los animales, de sus tierras, pero también de las personas. El señor feudal era dueño del feudo, entonces en el momento en que la mujer pasa en un castigo a Eva, él será tu señor, entonces quedan las niñas sometidas al padre, y las jóvenes sometidas al esposo, por un decreto religioso en una interpretación religiosa. Entonces esa es una de las cuestiones importantes de entender de dónde viene el patriarcado, cómo llegó, de dónde surgió la sumisión, como todo esto mezclado con la religiosidad de la edad media fue verdaderamente lapidario y fue verdaderamente el entierro de la libertad y la posibilidad de las mujeres.

Y en el caso de Lilith no está en la biblia, Lilith no está en la biblia es un mito hebreo que pertenece al folclore hebrero, está en diferentes fuentes pertenecientes a la religión judía desde los pergaminos de Ben Sira, los rollos de diferentes tiempos encontrados, el Zohar que es el libro de la cábala,  el Midrash que son los libros de las historias dentro de las historias y Lilith simboliza a… Lilith es la primera mujer que deja a un hombre, Lilith fue según este mito hebreo la primera mujer de Adán antes de Eva, y Lilith lo abandonó.

¿Fue la primera mujer, rebelde?

Yo creo que es la primera mujer clara también.  Es la primera y ahí lo curioso y por lo que yo quise seguir investigando es que digo es la primera mujer que fue así de clara porque fíjense, Lilith lo que le pide a Adán es que quiere tener la misma posición sexual que él y dices qué adelantados estos estudiosos de la biblia, estoy hablando del siglo primero donde viene esta fuente. Adán le dice que no y Lilitih le dice que sí que no y que sí y Lilith se va a Lilith no la expulsan, Lilith dice el nombre de Dios que estaba prohibido y con el nombre de Dios se le va por los cielos y se sale del Edén entonces pues dices hasta ahí qué tiene de malo, no se quedó de víctima, no le hizo la vida miserable a Adán, no se quedó frustrada, se fue, no puedes compartir conmigo lo que yo quiero, me voy, la convirtieron en un demonio después, en un demonio que atacaba a las mujeres, fue señalada, fue el chivo expiatorio, por qué, porque los mitos de alguna manera no es que sean buenos ni malos, sino que están dictaminando desde la mirada del control de los sabios o de los que están guiando esos pueblos, están limitando las acciones y está diciendo, ni te rebelas, ni dices que quieres ni te vas porque entonces si te vas, te vas a convertir en un demonio. Entonces poder hablar de Lilith hoy es la fuerza femenina que nos habita, es nuestra capacidad de decir no, es nuestra capacidad de poner límites claros, de irnos de donde sabemos no queremos estar y que nos dice que Lilith y Eva son esas dos fuerzas que nos habitan porque Lilith es la fuerza de la sabiduría, digo Eva, y Lilith es la fuerza de las determinaciones y de las decisiones. El enojo es importante y darnos el permiso de seguir nuestra intuición todavía más y eso es lo que nos permite Lilith.

¿Con quién se identificó más con Eva o con Lilith?

Yo creo que les pasa muchas veces a las lectoras que me dicen Elisa, es que yo no sé cuál de todas soy. No se trata de ser una, son diferentes estadios de la mujer, por ejemplo tenemos una Eva que es una Eva sanando que se refiere al momento que estás trascendiendo una pérdida, un divorcio, una muerte, una enfermedad, lo que siente esa mujer, lo que está viviendo esa mujer que está entre la cueva queriendo vivir, entonces yo creo que son diferentes momentos, en un principio yo arranco la investigación  a partir de la Eva doliente o de la Eva culposa, es un cuadro muy antiguo pertenece al Quattrocento  italiano porque los arquetipos son muy lindos son 14 obras de arte que la editorial respetó, viene ilustrado el libro para que te puedas identificar en el espejo de qué tipo de Eva o Lilith eres. Entonces la Eva culposa (doliente) es un fresco de Masaccio.

Massaccio es por ejemplo uno de los pintores que influyó fuertemente a Miguel Ángel pero murió muy jovencito, no llega ni a los 25 años y en esta pintura se ve a una Eva donde lo que importa no es el pecado sino lo que importa es el dolor de haber pecado para ella, es la Eva recién expulsada del edén, cargada de tristeza, desencanto, miedo, frustración, es la Eva frente a la ira de Dios entonces, yo quería correr por esa Eva, decirle, no te preocupes no va a pasar nada yo ya me sé tú historia, yo quería limpiarle la carita, abrazarla y  quizás cuando queremos hacer eso con otra mujer es porque lo queremos hacer con nosotros mismos, entonces tiempo después entendí que yo estaba cargando culpa, mucha culpa de muchas cosas porque no había entendido que los errores son simplemente esas oportunidades de ser mejor, eso es con la Eva y Lilith yo creo que Liith vino por mí, yo fui por Eva pero creo que Lilith vino por mí. Con la Lilith que más me identifico fue con la que no me dejó en paz hasta que escribiera el libro. La que me dijo habla por mí, es la que me dijo, dame voz, porque Lilith es la gran silente, Lilith son las mujeres apedreadas. Lilith es la callada, la silenciada, la juzgada. Hay una en particular que me encanta que es la Lilith tormenta es una Lilith que es justamente la que está transitando por un momento de muchísimo caos, de muchísima tormenta. El autor es Adolphe Bouguereau, que es un romántico. Esta pintura se encuentra en el museo de Cuba y es una Lilith que está pisando sus demonios, es una Lilith que está pasando por la tormenta y que sabe con la certeza interna, aunque se esté muriendo de miedo sabe que las cosas van a salir mejor, entonces me encanta también la Lilith tormenta; enfrentar tus miedos, transitar tus sombras.

¿Seguirá investigando sobre este proyecto o concluyó con el libro?

Mira, yo creo que el libro se presta para sumar más cosas porque siempre va a haber también más Evas y más Liliths. Se me antoja de pronto en el aniversario poder sacar otras tres de cada una.

Acabo de terminar unas meditaciones que las pueden encontrar en mi página que es,  elisaqueijeiro.mx, con triple w antes, pero ahorita estoy pasando a la siguiente investigación, estoy haciendo otro libro y el segundo y este libro es, Mexicanas al grito de paz, lo que quiero ahora es hacer igual, una investigación profunda pero de quiénes somos las mexicanas, como nos habita  la Malinche, Sor Juana, las Adelitas, las ficheras de los setentas, las sangres católicas, españolas, judías, árabes, italianas, quiénes somos las mexicanas y qué tenemos para aportarle al país en este momento, esa es la siguiente investigación.

Ya lo estoy escribiendo.

¿Son las meditaciones?

Las meditaciones ya están, están disponibles ya en la página. El siguiente proyecto yo te lo dividiría en dos, uno, acercar el libro de manera diferente a mucha gente, poder dar conferencias sobre el conocer y sanar a las mujeres que hay en ti y por el otro lado, mi gran proyecto y la verdad lo que me fascina hacer es volverme a encerrar a escribir, tener mis fuentes, aislarme, y escribir el siguiente libro que, nos gusta la idea de que sea, Mexicanas al grito de paz.

Por último, la mujer que usted desea ver en estos tiempos o en los tiempos futuros, ¿Cuál mujer sería?

Yo creo que quiero ver a la mujer reconocer sus dones y sus talentos, y habitarlos con toda su potencia, esa es la mujer que yo quiero ver.

Dones reconocidos por ella o por quién

Reconocidos por ella. Mientras nosotros busquemos el reconocimiento, sobrevivir por el reconocimiento del otro, perdemos el propio. Yo creo que es el reconocimiento personal, mira, nosotros nos creamos creo yo, partir de lo que creemos de nosotros mismos, pero también de la mirada del otro, es muy rico, es muy sabroso. A mí me encanta que les guste el libro, que haya aplausos, que te reconozcan, pero no lo necesito eso es la enorme diferencia, lo agradeces. 

Last modified onViernes, 13 Octubre 2017 13:01
back to top