Menu

ENTREVISTA CON LUIS PANINI Y SU MISTERIO DEL URANISTA

¨Me gusta hacerle una promesa al lector, hacerle creer que voy a contarle una historia y termino contándole una muy distinta¨, asegura Luis Panini

Luis Panini es originario de Monterrey, N.L., pero avecindado en Los Ángeles, California; compagina la escritura con la arquitectura, ha publicado cuentos y novelas como: ¨Terrible Anatómica¨ y ¨Esquirlas¨ que forman parte de sus obras. Es un tipo sincero y hablar con él se disfruta de inmediato, sientes que lo conoces de años.

Un aire de confianza invade el ambiente, de igual manera te das cuenta que algo por dentro lo inquieta, se siente inconforme en una búsqueda incesante dentro de sí que lo empuja a escribir, a crear personajes e historias como la del "El Uranista", su novela más reciente editada en TusQuets Editores.

 Cómo se desarrolla tu más reciente novela?

"Básicamente en explorar en un fin de semana la vida de un viejo obsesivo, compulsivo, misántropo, que quiere armar un rompecabezas.

"Este rompecabezas es muy simbólico porque representa las piezas de su vida; muchas no las encuentra a pesar de que las busca tanto, pero tiene miedo de encontrar algunas que no desea; es una novela muy introspectiva", comenta Panini.

"Hay historias que deambulan con sus personajes por mucho tiempo en la mente del escritor y se vuelven parte del día a día.

"La idea comenzó en 2005, escribí una especie de borrador del primer capítulo, en 2011 decidí escribirla de lleno, porque el personaje no me dejaba en paz, no me dejaba descansar", platica el escritor. "Está plagada de muchos elementos autobiográficos, aunque no comparto ciertas predilecciones tan específicas del viejo, en eso yo no me veo retratado, pero me interesaba ponerme en los zapatos de alguien tan distinto a mí, para explorarme desde otro enfoque".

El título, asi como la portada de un libro son el primer gancho que atraen al lector en los anaqueles de una librería, por qué la llamaste así?

"El Uranista es un extranjerismo, el vínculo entre el título de la novela y el vocablo, es este movimiento del siglo 19, sobre todo en el Reino Unido, donde un grupo de pintores, escultores y poetas,  no tanto narradores,  favorecían el tema de la belleza masculina joven como temática principal.

"Era una obsesión que los unía. Ellos mismos se autoproclamaron uranistas, por esta predilección de belleza, por los jóvenes me refiero a púberes y a niños; ese sería el vínculo más directo y a grandes rasgos de lo que va la novela", asegura el escritor.

Al igual que en tu trabajo anterior (Esquirlas) la trama va de la mano de lo introspectivo, pero en esta ocasión el argumento es un tema complejo.

"Es un tema difícil, ha sido tratado en la literatura varias veces, no muchas, por lo mismo que es delicado muchos autores lo rehúyen, me interesaba presentarlo (al personaje) como cualquier otra persona,  no condenarlo, ni perdonar sus inclinaciones, me interesaba enfocarme en su vida, como la de cualquier otra persona.

"No era esta obsesión por su sexualidad o por su preferencia, creo que el trato de la novela por eso es un poco más sencillo y políticamente correcto de alguna manera a pesar de lo que el título y la portada pueden sugerir", platica Panini. "Hay una novela completamente distinta a eso y es algo que he tendido a favorecer desde hace rato, me gusta hacerle una promesa al lector, hacerle creer que voy a contarle una historia y termino contándole una muy distinta.

De dónde proviene este anhelo de poder desdoblarte, ser otra persona, convertirte en tus personajes, quizá de una manera terapéutica a tus sensaciones internas.

"La escritura es tan catártica, inventas personajes que tienen tanto de ti y esto es verdaderamente el combustible para mi escritura.

"Esta pulsión del deseo, de encontrar facetas mías que desconozco, que permanecen arrinconadas en un sitio del cerebro al que casi nunca accesas, de ahí proviene este deseo", dice Panini.

Hay una evolución en lo que estás haciendo, no sólo en tu obra, si no de manera mediática, ahora estás con TusQuets Editores.

"Es un sello editorial al que le tengo tanto respeto, el primer libro que compré de TusQuets fue La Lentitud de Milan Kundera,  iniciaba la carrera de Arquitectura en la UANL, por eso, cuando recibo la llamada de la editorial,  para averiguar si me interesaría proponer material, yo encantado de formar parte de TusQuets", recuerda el escritor.

"Tiene esta trascendencia literaria, era algo muy importante, el siguiente paso que dar como escritor,  porque uno nunca sabe si finalmente vas a publicar ese libro que ya puede llegar a un mayor número de personas.

"Aunque a mí me siguen encantando las ediciones independientes, sigo trabajando con ellas, varios de mis próximos libros, van a salir son con este tipo de editoriales", platica el regiomontano.

Por qué hay que leer El Uranista?

"Es una lectura de muy fácil acceso,  muy entretenida,  lo más interesante de la novela  son las interpretaciones que el final puede tener",  dice Panini. "Me han llegado docenas de correos electrónicos,  mensajes privados en Facebook con teorías sobre lo que sucede,  me interesa escribir este tipo de novela que ya no me pertenece tanto a mí si no al lector y es éste quien construye su propia historia, entonces es una novela para que el lector la haga suya y construya su propia versión de los hechos", termina diciendo el escritor.

Last modified onMartes, 07 Abril 2015 12:07
back to top